Corralejo.- Localizados nuevos puntos negros en la investigación sobre vertidos en el Muelle Chico



La Oliva, a 26 de octubre de 2017. Localizan hasta siete puntos negros que podrían estar relacionados con los recientes análisis negativos en la calidad del agua de la playa del Muelle Chico.

El Departamento de Salud Pública del Ayuntamiento de La Oliva ha concluido esta semana una nueva investigación en el Casco Viejo de Corralejo.

Así lo informó esta mañana durante el desarrollo del pleno el concejal del área en el Ayuntamiento, Rafael Avendaño, que dio a conocer el resultado de esta investigación como respuesta a la moción presentada el marco del pleno por el grupo popular. 

La moción se resolvió sustituyendo el acuerdo inicial por el acuerdo de manera unánime de abordar la temática general del saneamiento en Corralejo y en el resto del municipio en la próxima Comisión de Urbanismo, órgano en que se contará con las aportaciones de todos los grupos y de los técnicos municipales. En este sentido, el concejal agradeció "el interés de la oposición", destacando "el trabajo que lleva haciendo el Ayuntamiento para resolver este tema desde hace meses".

Avendaño recordó que "si la playa está cerrada es por responsabilidad y por asumir que la salud de los bañistas es lo primero. Desde que cerró la playa este verano, se han tomado las medidas necesarias para solucionar el problema, analizando el agua y el terreno en el entorno del Muelle Chico, reparando arquetas en mal estado, haciendo nuevos análisis, y finalmente con esta última investigación que ha localizado nuevos focos contaminantes".

De las siete irregularidades detectadas, tres de ellas son pozos negros originados por inmuebles de la zona, los cuales la investigación ha concluido que no se encontraban conectados a la red de saneamiento, o lo hacían de manera defectuosa. En los otros cuatro casos, sí existía conexión a la red, pero la observación del flujo en el saneamiento permitió constatar que se estaban produciendo pérdidas.

Esta investigación liderada por los técnicos de Salud Pública del Ayuntamiento, ha contado con la colaboración de la empresa adjudicataria del saneamiento municipal, inspeccionando las acometidas de saneamiento de distintos inmuebles de la zona a los que habían llevado los resultados de los análisis y el estudio de la orografía.

Para poder localizar los vertidos, los equipos utilizaron una cámara de vídeo específica conectada a una guía, una herramienta para inspeccionar las conducciones subterráneas.

Rafael Avendaño constató que se han confirmado las hipótesis que apuntó el Ayuntamiento cuando hubo que cerrar la playa este verano, "con la salvedad que los focos contaminantes no proceden únicamente de antiguos pozos ya clausurados, sino que todavía existen inmuebles no conectados a la red, y otros que, aun estando conectados, lo hacen a través del pozo negro, produciendo infiltraciones que están afectando al subsuelo".

Esta situación tiene que ver con la antigüedad del casco viejo de Corralejo, donde los inmuebles que históricamente han utilizado los sistemas tradicionales no se han adaptado a los procedimientos de deshecho más modernos, o no se han conectado correctamente a la red de saneamiento instalada con posterioridad.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de La Oliva procedió a cerrar al baño la playa del Muelle Chico en dos ocasiones este verano, en los meses de julio y agosto. A pesar de las críticas, se informó a la población en todo momento de los motivos del cierre y de los resultados de la investigación. Tras reabrir al público a finales de agosto, nuevos análisis del agua resultaron en el último cierre el pasado 22 de septiembre.

Durante todo este periodo, las investigaciones se han basado en un programa de trabajo que ha incluido la revisión de la red de alcantarillado, de las infraestructuras de saneamiento, una serie de tomas de nuevas muestras en ocho zonas del Casco Viejo (en zonas de media profundidad, bajo tierra, en el casco urbano, etc.), y una revisión de las estaciones de bombeo en el Muelle chico con el objeto de asegurar que no se están produciendo infiltraciones.

Playas seguras y monitorizadas

La calidad del agua es uno de los principales atractivos turísticos de La Oliva. Para asegurar un alto estándar de calidad, periódicamente se toman muestra en las playas del municipio y se envían a analizar al Laboratorio de Salud Pública de la Dirección de Área de Salud, asegurando un control permanente y garantizando la protección de la salud de bañistas y usuarios.

La periodicidad de las tomas de muestras se establece según la afluencia de público, la ubicación de la playa en una zona abierta o urbana, y los resultados históricos de efectos contaminantes en cada una de ellas. Además, tanto la Dirección del Área de Salud del Gobierno de Canarias como el propio Ayuntamiento llevan sus controles de manera independiente, de tal manera que entre las dos instituciones es posible detectar rápidamente cualquier anomalía que pudiera producirse.

De esta manera, es posible afirmar con seguridad que la única playa que no es apta para el baño es la del Muelle Chico, siendo el resto de playas urbanas de Corralejo y de todo el resto del municipio perfectamente seguras.

Share on Google Plus

About Sebastian Martin

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment