PP de Puerto del Rosario consigue crear una Comisión de Seguimiento de la Piscina Municipal


·         El Grupo Popular agradece el apoyo de todos los grupos para que “no se repitan los errores del pasado”

·         “Hemos invertido mucho dinero en la renovación de unas instalaciones que CC dejó arruinar y los vecinos merecen que funcionen al 100%”, asegura la portavoz Peña Armas


27 de septiembre de 2017. El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario ha conseguido el apoyo para crear en la institución municipal la Comisión Especial de Seguimiento del Servicio de Explotación de la Piscina Municipal “con el objetivo de, entre todos los grupos presentes en la institución, contar con un instrumento que sirva para velar porque el servicio se preste en las mejores condiciones para los usuarios, deportistas y pacientes de rehabilitación que, durante más de dos años, han esperado por la apertura de la piscina”, anuncia la portavoz popular, Peña Armas.

La moción, que fue debatida en el último pleno de la corporación, fue aprobada por unanimidad. “Queremos transparencia y gestión. Queremos tener un órgano específico para fiscalizar el funcionamiento de este servicio que es vital para muchas personas en Puerto del Rosario”.

La Piscina Municipal de Puerto del Rosario cerró sus puertas en diciembre del año 2015 después de que la empresa que explotaba el servicio comunicara al Ayuntamiento de Puerto del Rosario el cese de su actividad. “Recordemos: sin pagar 200.000 euros de canon y dejándonos la piscina en ruinas, con una sala de máquinas que nos ha costado más de medio millón de euros recuperar”.


Detrás, más de 6 años de servicio sin supervisión y fiscalización por parte del Ayuntamiento de Puerto del Rosario puesto de manifiesto en los plenos celebrados durante esta y la pasada legislatura donde se dio a conocer que, desde el año 2009, la corporación que gobernaba entonces el consistorio (CC) dejó de emitir informes de fiscalización, actas de inspección así como la celebración de la Comisión de Seguimiento creada ad hoc a pesar de las reiteradas quejas y reclamaciones de los usuarios.

“Dos años de cierre que han afectado a usuarios, personas que necesitan recibir rehabilitación, que provocaron el despido de 21 trabajadores y el traslado a otros municipios de decenas de deportistas que resaltan la necesidad de fiscalizar por parte del Ayuntamiento de Puerto del Rosario el correcto funcionamiento de sus servicios así como el buen hacer de las empresas adjudicatarias en el cuidado de sus instalaciones”, recordó Armas. “Se abre un nuevo capítulo y, después de la firma del contrato con la empresa, toca al grupo de gobierno hacer los deberes: fiscalizar la labor de la empresa en la comisión que fija el pliego y dar cuenta en la Comisión especial de Seguimiento que hemos aprobado todos los grupos”.


.