El Ayuntamiento de La Oliva salda su deuda bancaria y sale del plan de ajuste


  • La deuda del Ayuntamiento con las entidades de crédito se situaba en 8,6 millones de euros.
  • Esta medida permitirá el ahorro de casi 1 millón de euros a las arcas públicas.
La Oliva, 4 octubre 2016.- El Ayuntamiento de La Oliva ha saldado su deuda bancaria, valorada en 8.619.490,22 euros al cancelar los seis créditos bancarios que mantenía el consistorio. Esta medida es fruto de la propuesta que el gobierno local, liderado por Pedro Amador, elevó a la consideración del pleno municipal celebrado a finales de julio.

La cancelación de la deuda se realiza con fondos procedentes del superávit presupuestario, que alcanza los 10.009.139,10 euros, tal y como establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria que mandata destinar el importe del superávit económico a amortizar operaciones de endeudamiento bancario.

Además, la legislación obliga a atender las obligaciones pendientes de aplicar a presupuesto. En este caso, existe una deuda con proveedores de 250.895,05 euros. La cantidad restante, 844.248,05 euros se destinará a inversiones financieramente sostenibles, que son aquellas que no conlleven gasto de mantenimiento. 

En este sentido, el alcalde ya anunciaba este lunes que esta cantidad restante se destinará al Plan Municipal de Accesibilidad.
El acuerdo fue adoptado en el pleno del 28 de julio por siete votos a favor (grupo de gobierno), tres abstenciones (Votemos La Oliva). Los grupos de Partido Progresista Majorero, Coalición Canaria y Mixto declinó participar en la votación.

Con esto, el Ayuntamiento de La Oliva está totalmente saneado, con suficiente liquidez para seguir atendiendo sus compromisos de pago y gestión, con un Periodo Medio de Pago a proveedores inferior al legal permitido (menor de 30 días).

La cancelación de la deuda bancaria y con los proveedores permite al Ayuntamiento de La Oliva salir del plan de ajuste en el que llevaba inmerso desde el año 2012 y que estaba previsto hasta el año 2022.

El plan de ajuste provocó recortes de personal, la externalización de algunos servicios, la desaparición de servicios públicos como el de grúa y guagua municipal, la subida del IBI del 0,55 al 0,59% o el aumento de tasas como la de la guardería infantil.

“La cancelación de la deuda y la consiguiente salida del plan de ajuste es una muy buena noticia para el municipio de La Oliva, pero esto no nos puede llevar a la vieja forma de gobernar sin planificación y gastando los recursos públicos en actuaciones de dudosa necesidad”, apunta el alcalde Pedro Amador, que señala que se está trabajando en el diseño de un presupuesto municipal que atienda las necesidades reales de los vecinos.

La cancelación de los seis créditos bancarios, permite al Ayuntamiento ahorrar unos 980.000 euros en interés de banca.
Share on Google Plus

About Sebastian Martin

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment