Fuerteventura : Visitas teatralizadas de la Ruta de los Coroneles abarcan cinco edificios emblemáticos de La Oliva




Las nuevas visitas teatralizadas de la Ruta de los Coroneles ofrecerán a los visitantes del municipio de La Oliva la posibilidad de realizar todos los viernes, a partir de las 10.30 horas, un recorrido dramatizado por los inmuebles históricos de la Iglesia de la Candelaria, la Casa de la Cilla, la Casa de Los Coroneles, El Centro de Arte Canario-Casa Mané y el Mercado de las Tradiciones.

La plaza de la Iglesia de La Oliva acogió hoy, viernes, 8 de julio, la presentación de estas nuevas rutas, en un acto al que asistió el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, el director general de Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Clavijo, la directora general de Promoción Cultural, Aurora Moreno, la directora general de Ordenación y Promoción Turística, Candelaria Umpiérrez, y el alcalde de La Oliva, Pedro Amador, junto a varios concejales.

"Son elementos que ponen en valor nuestra rica historia y suponen un atractivo añadido para quienes nos visitan", aseguró Marcial Morales.


El Gobierno de Canarias lleva a cabo este proyecto con la colaboración del Cabildo de Fuerteventura, el Ayuntamiento de La Oliva, la Asociación Raíz del Pueblo y el Centro de Arte Canario-Casa Mané para "establecer estrategias entre turismo y cultura, reforzando el valor cultural de la Isla como destino turístico y aprovechando el potencial económico del turismo como motor del desarrollo cultural", explicó la directora general de Ordenación y Promoción Turística, Candelaria Umpiérrez.

Los visitantes recorrerán cinco edificios emblemáticos en compañía de un grupo de actores, recibiendo apuntes históricos, sociales y económicos del pasado de Fuerteventura.

El hilo conductor de la ruta es la figura de los coroneles de milicias, personajes que constituyen un elemento imprescindible para entender la vida en La Oliva durante los siglos XVIII y XIX, dado su enorme poder militar, judicial, político y económico.

El itinerario, cuya última parada es el Mercado de las Tradiciones, incluye una aportación gastronómica y artesanal de productos canarios.

La iniciativa persigue además la consolidación de los bienes inmuebles históricos existentes en el municipio, promoviendo su conservación, así como la dinamización comercial de la zona.

Para la puesta en marcha de este proyecto, el grupo de actores que realiza las rutas ha recibido un taller formativo a cargo de Israel Reyes, responsable de la compañía teatral Clapso Producciones, autor asimismo del guión y el montaje del espectáculo.

El pueblo de la Oliva alberga un significativo número de edificaciones, públicas y privadas, que son representativas de la evolución histórica de Fuerteventura.

La Iglesia de la Candelaria es una obra mudéjar y popular, iniciada  a finales del siglo XVI, que presenta formas peculiares de la arquitectura local. Este edificio, de planta rectangular, cuenta con tres naves con capillas, cubiertas a dos aguas. La nave central está sostenida por arcos de medio punto sobre columnas toscanas de base cuadrada.

La fachada  del templo, del siglo XVIII, se adapta a la cubierta de dos aguas del edificio, centrada por la puerta principal con arcada de medio punto, presentando un clasicismo muy simplificado.

Por su parte, la Casa de la Cilla fue construida en la década de los años veinte del siglo XIX, como almacén para albergar los diezmos. En la actualidad alberga el Museo del Grano del Cabildo de Fuerteventura, recuperando los elementos tradicionales vinculados al ciclo agrícola. Asimismo, cuenta con una colección de objetos, aperos de labranza y paneles informativos sobre las labores del campo majorero.

Otro de los edificios incluidos en la ruta es la Casa de los Coroneles, que constituye el máximo exponente de la arquitectura civil de Fuertevetura, y que fue declarado Monumento Artístico Nacional en 1979. Esta obra de grandes dimensiones, posee un conjunto de edificaciones anexas destinadas al hospedaje de los sirvientes, caballerizas y establos. El edificio principal, por su parte, dispone de un patio central que articula el resto de dependencias.

La fachada de la Casa de los Coroneles destaca por el gran número de puertas, balcones y ventanas, así como el gran balcón cubierto del lateral izquierdo. Según la leyenda tradicional, la casa tiene tantas puertas y ventanas como días tiene el año.

Por otro lado, el Centro de Arte Canario-Casa Mané, de construcción tradicional y sencilla, fue residencia de Blas Curbelo Guerra, médico personal del coronel Cristóbal Manrique de Lara y su familia hasta mediados del siglo XIX. Actualmente, el centro alberga una de las más interesantes muestras de artistas contemporáneos majoreros y del resto del Archipiélago.

El último punto del circuito es el Mercado de las Tradiciones, que fue en su inicio propiedad de los coroneles, hasta que en el año 1.840 fue donada por Sebastiana Cabrera a su hijo Pedro Manrique de Lara. La parte municipal de la casa, restaurada recientemente por el Ayuntamiento de La Oliva, acoge actualmente el Mercado de las Tradiciones, lugar en el que artesanos y trabajadores del sector primario comercializan sus productos.


Share on Google Plus

About Sebastian Martin

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment