Nereida Calero destaca importancia de la Ley de Archivos para que islas como Fuerteventura recuperen y gestionen archivos llevados fuera




- El Fondo Histórico de Betancuria permanece en el Museo Canario y el Judicial de Fuerteventura en Telde

- Subraya la necesidad de agilizar la Ley del Libro y Bibliotecas



10 de junio de 2016


La diputada del Grupo Nacionalista Canario, Nereida Calero, se refirió hoy a la importancia que tendrán la nueva Ley de Archivos y Patrimonio Documental y la Ley del Libro y Bibliotecas para que el conjunto de la Comunidad Autónoma, “pero también para que islas como Fuerteventura, que ya dispone del Archivo Insular más moderno de Canarias, puedan recuperar y gestionar su patrimonio documental”. 

Concretó en documentos como el archivo judicial, traslado a Telde durante la pasada década; el Fondo de Betancuria (un colección de documentos trasladados desde el Ayuntamiento de Antigua al Museo Canario a comienzos del siglo XX); y los manuscritos lulianos de Betancuria, los libros más antiguos escritos en Canarias, que igualmente se custodian en Gran Canaria.

Nereida Calero cuestionó a la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, María Teresa Lorenzo, sobre los plazos para elaborar la Ley del Libro y Bibliotecas y la  Ley de Patrimonio Documental y Archivos.

Sobre la primera Ley, la diputada majorera recordó que ya en 2010 se llegó a hacer un borrador de anteproyecto, que no prosperó. Subrayó que “los especialistas han planteando incluso el establecimiento del Sistema de Lectura Pública de Canarias. Dirigido a garantizar el derecho de los ciudadanos a la lectura y a la información en igualdad de condiciones. También se debe crear la Biblioteca Nacional de Canarias, para reunir, conservar y difundir, nuestra producción bibliográfica”.

Añadió que  “doy por hecho la oposición radical y definitiva a cualquier posibilidad de aplicar, a través de esta norma, la indecente y vergonzosa directriz estatal y europea que parece querer encaminarnos al cobro de tasas por préstamo de libros en bibliotecas públicas”.

La consejera se comprometió a que durante el tercer trimestre de 2016 ya estará presentado el anteproyecto de la Ley del Libro y Bibliotecas.

Ley de Archivos

Con respecto a la Ley de Patrimonio Documental y Archivos, cuya elaboración es de hace 26 años, la diputada por Fuerteventura consideró que está totalmente superada “porque el sector de la documentación y los archivos ha registrado una evolución técnica y tecnológica en este cuarto de siglo como pocas veces había tenido antes”.

Ayer precisamente se conmemoraba el Día Internacional de Los Archivos y la Asociación de Archiveros de Canarias nos remitió un escrito que presenta un panorama bastante desolador en cuanto al cumplimiento de la propia Ley”.  Lo cierto es que, actualmente, alrededor del 40 por ciento de los ayuntamientos canarios carece de servicio de archivos; y muchos de los existentes no cuentan con técnicos al frente de su dirección.

La nueva Ley debería impulsar el desarrollo de un sistema canario de archivos que permita unificar criterios en la gestión de los documentos, y delimitar las competencias de cada una de ellas en cuanto a la producción y custodia de documentos.  Por su parte, la consejera informó que el borrador de la nueva Ley de Patrimonio Documental y Archivos se esté ultimando durante estas semanas.


Traslados de archivos

La diputada majorera concretó también algunos ejemplos muy cercanos que con esta norma deberían clarificarse y resolverse.  “En Fuerteventura sufrimos la pasada década el traslado de los archivos judiciales, de nuestros archivos judiciales, a Gran Canaria. Allí permanecen muy bien custodiados..., en un sótano…. Ni los ofrecimientos de las instituciones locales para albergarlos en su sede, ni las demandas para que al menos se dejara en la isla una copia microfilmada fueron atendidos. Y así hoy, quien quiera consultar documentación judicial reciente de Fuerteventura, tiene que ir a un sótano de Gran Canaria”.

Fondo de Betancuria

Y también en Gran Canaria, concretamente en el Museo Canario, “se custodian, desde los años 30, los archivos del Fondo de Betancuria. Con documentos que se remontan al menos cuatro siglos atrás… y que ya es hora de que vuelvan a su isla; que además, actualmente cuenta con el archivo insular más moderno del Archipiélago para poder acogerlos en condiciones inmejorables. Para que se entienda bien, hablamos de un archivo público de hace 4 siglos, que es patrimonio de todos los canarios, y que permanece en una institución privada y fuera de su Isla”.

El Pleno del Ayuntamiento de Antigua acordó en julio de 1932  acceder a una solicitud de 'El Museo Canario' para hacerse cargo temporalmente del denominado Fondo de Betancuria. El acuerdo era que el Museo se encargaría de su restauración y conservación, para luego devolverlo a la Isla cuando fuera solicitado.

Se trata de una documentación histórica generada en Betancuria como sede de instituciones históricas: Juzgado Real Ordinario, antiguo Cabildo de Fuerteventura y Escribanías, que fue trasladada a Antigua al instalarse allí el Partido Judicial de la isla. Este fondo, que se ha denominado en el Museo Canario  'Fondo Judicial de Fuerteventura' cuenta con una cronología va de los siglos XVII al XIX.

Teniendo en cuenta que el Cabildo de Fuerteventura creó en el año 1990 el  Archivo General Insular de Fuerteventura, y que desde el mes de diciembre del año 2014 cuenta con un edificio propio de Archivo General Insular, con modernas instalaciones y personal técnico especializado, ya se cumple con el requisito fundamental  para recuperar esta documentación y que vuelva a Fuerteventura.

Fondo Judicial

Durante los primeros años del siglo XXI se desarrolló el traslado de un importante volumen de archivos judiciales de Fuerteventura hasta Telde, en el marco de un proceso de agrupamiento que, sin embargo, ahora obliga a los profesionales del Derecho y a cualquier particular a trasladarse a Gran Canaria para poder consultar esta documentación.

En su momento no fue aceptada la proposición de las instituciones de Fuerteventura para albergar en la isla esta documentación en el edificio del Archivo Insular, o bien realizar copia de los documentos para que se conserven en la Isla.

Manuscritos Lulianos

Se refirió también a los archivos eclesiásticos “y los manuscritos Lulianos, los textos más antiguos escritos en Canarias, que se remontan al siglo XIV y que también fueron sacados de Fuerteventura con destino a Gran Canaria. Ya es hora de ir planteando la vuelta definitiva a su Isla”, señaló.
Los manuscritos lulianos de Fuerteventura son tres pequeños códices (155x115mm) encuadernados en lino, recubiertos de seda roja y escritos en letra gótica, escritos con toda probabilidad durante la estancia de Fray Juan de Santorcaz y San Diego de Alcalá en Betancuria durante la segunda mitad del siglo XIV,  que fueron trasladados a Gran Canaria a finales del s XIX.

Archivo Insular
Fuerteventura cuenta desde finales de 2013 con el nuevo Archivo General Insular, cuya obra significó una inversión de 2'8 millones de euros. Se trata del edificio de estas características más moderno de Canarias, y que cuenta además con espacios destinados a actividades culturales, sala de exposiciones, sala de investigación, sala de estudios, etc.


Share on Google Plus

About Sebastian Martin

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment