Mario Cabrera : Artesanos canarios especialista en fiscalidad



Acostumbrados como estamos a escuchar en los medios los problemas financieros de los grandes bancos y las corporaciones multinacionales, la celebración de la Feria de Artesanía de Fuerteventura que este fin de semana se desarrolló en Antigua es el marco adecuado para exponer también la realidad de un sector que sólo en Fuerteventura cuenta con 230 personas inscritas como especialistas,  y cuya pericia técnica no sólo está siendo acosada  por la producción industrial sino por un entramado legal y fiscal inabordable para un pequeño creador.


El pasado 27 de abril todos los grupos del Parlamento de Canarias votaron a favor de una propuesta presentada junto a las compañeras majoreras del Grupo Nacionalista Canario, Lola García y Nereida Calero, destinada a reformar la normativa fiscal y reguladora del sector artesano, que permita la reducción del IGIC y las cuotas de la Seguridad Social.


La iniciativa era en realidad fruto de las reuniones mantenidas con los artesanos de Fuerteventura, quienes además de la obtención del carné acreditativo de la competencia profesional en las respectivas especialidades artesanas, deben realizar la declaración censal de Alta de la Actividad Económica; las correspondientes obligaciones fiscales; el pago de un tipo de IGIC que oscila entre el 3% y el 15%, y que debe ser liquidado trimestralmente; y estar dado de alta en la Seguridad Social dentro del Régimen Especial del Trabajador Autónomo con cotizaciones que suelen oscilar entre los 825 y los 3.500 euros.


Con todos estos requisitos por cumplir, advertimos en la cámara regional que ser artesano legalmente establecido y cumpliendo eficazmente con todos los requisitos legales y especialmente los fiscales, es ahora mismo prácticamente imposible. Más aún si hablamos de pequeños artesanos que aspiran a sustentar su economía familiar en esta actividad.
Con esta normativa es casi más importante tener una pericia extraordinaria a la hora de llevar al día las cuentas y el papeleo, que disfrutar de la habilidad técnica y hasta manual que requiere cada especialidad artesana.


A ello hay que sumar problemáticas diversas relacionadas, por ejemplo, con los artesanos de más edad, que al estar jubilados encuentran complicaciones para poder asistir a ferias de artesanía y comercializar sus elaboraciones. Llegando a darse el caso de inspecciones de Hacienda durante el desarrollo de algunas ferias y mercadillos que han conllevado el levantamiento de actas de infracciones y sanciones para los artesanos.


Algo que no tiene mucha razón de ser, porque precisamente los artesanos de más edad, aunque jubilados, son los que conservan mejor la raíz de la cultura tradicional o las técnicas ancestrales.


Por ello, las características de la actividad artesana requieren de un tratamiento diferenciado y flexible por parte de las administraciones públicas. De forma que se apoye su mantenimiento como actividad asociada a nuestra cultura tradicional, pero también a las propuestas creativas de las modalidades artesanas más recientes.


A nivel estatal este tipo de planteamientos, sobre todo los referidos al régimen fiscal de la artesanía, han sido recogidos en una campaña que plantea la creación de un Régimen especial mercantil y tributario para el artesano.  Además de una actuación de la normativa estatal a partir de una nueva Ley de Ordenación, Regulación y Fomento de la artesanía


Las distintas comunidades autónomas han aprobado y desarrollado además sus respectivas normas, y lo mismo ha hecho la Comunidad Canaria, que en esta materia trabaja en torno al Plan de Desarrollo del sector artesano. Este documento, muy completo, careció sin embargo de eficacia material, porque los recortes presupuestarios lo dejaron sin dotación económica suficiente y casi hasta sin personal para supervisar su desarrollo.


Ahora es el momento de actualizarlo y equiparlo con recursos y gestores suficientes.


Por eso, el acuerdo adoptado el 27 de abril en el Parlamento de Canarias enriquecido con aportaciones de otros grupos políticos, subraya la importancia de coordinar con los colectivos artesanos de Canarias un análisis detallado de la situación del sector para concretar medidas de mejora, en la siguiente línea: la eliminación o aplicación de tipos de IGIC reducidos; las gestiones para la reducción de la cuota fija de la Seguridad Social; la simplificación de trámites aduaneros;  y las autorizaciones para que los artesanos jubilados puedan participar en las ferias del sector.


También, elaborar en coordinación con los colectivos artesanos y con los Cabildos Insulares un nuevo Plan de Desarrollo de la Artesanía en Canarias que incluya un análisis detallado de la situación del sector que contemple las estrategias y medidas necesarias para conseguir una desarrollo diversificado, articulado y sostenible del sector artesanal en Canarias y concrete propuestas de medidas tendentes a: los tipos de IGIC; apoyo a la formalización y el pago de las cuotas del régimen correspondiente de la Seguridad Social; la promoción del comercio electrónico y la simplificación  de los trámites aduaneros y la participación de los jubilados en las ferias del sector”.


Así como iniciar un proceso que dé cobertura a la formación en artesanía tradicional, con el objetivo de preservarla y difundirla como un valor identitario primordial de la cultura canaria. Reformar la Comisión Canaria de Artesanía, ampliando y facilitando la participación de los distintos agentes y organismos públicos relacionados con la actividad.
Para finalizar instando al Gobierno de España para que inicie un proceso de modificación de las cuotas de la seguridad social, estableciendo un sistema de cuotas porcentuales y progresivas, considerando el alta gratuita para aquellos casos que no superen el salario mínimo interprofesional, teniendo este proceso un enfoque específico para la actividad artesana de acuerdo con el artículo 130.1 de la Constitución.


El Gobierno de Canarias ya nos ha confirmado que ha comenzado a aplicar estas medias por lo que quizás sea más urgente: la eliminación o reducción de los tipos del IGIC. Con respecto a los siguientes pasos que indica el Parlamento de Canarias nos encargaremos de seguir supervisando su cumplimiento.



Mario Cabrera González
Parlamentario del Grupo Nacionalista Canario


Share on Google Plus

About Sebastian Martin

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment