CC plantea la extensión de las Zonas Francas portuarias a las islas no capitalinas



El Grupo Nacionalista Canario ha presentado una iniciativa en el Parlamento de Canarias destinada a la extensión de las Zonas Francas portuarias también a las islas no capitalinas, ya que actualmente están establecidas únicamente a Gran Canaria y Tenerife.

La iniciativa ha sido elaborada por los diputados majoreros Nereida Calero, Lola García y Mario Cabrera, y responde a las demandas planteadas durante las reuniones de coordinación que se vienen manteniendo con instituciones y colectivos sociales y empresariales.

La Proposición No de Ley plantea que el Gobierno de Canarias realice las consultas necesarias con las instituciones locales de las islas no capitalinas y los respectivos agentes sociales y económicos, para plantear la oportunidad de extender  a El Hierro, Lanzarote, La Gomera, La Palma, y Fuerteventura, las Zonas Francas que ya vienen funcionando en las dos islas capitalinas, con el objetivo de que contribuyan al desarrollo socioeconómico.

En la propuesta de los diputados del Grupo Nacionalista Canario se recuerda que el Pleno del Parlamento de Canarias del pasado 25 de noviembre ya aprobó una PNL presentada por el Grupo Popular y enmendada luego por otros grupos de la Cámara, dirigida a que tanto el Gobierno de Canarias como el Gobierno de España desarrollen acciones y gestiones para promocionar las ventajas derivadas de la Zonas Francas de Gran Canaria y Tenerife. Así como la consolidación jurídica de  dichas entidades, su estabilidad financiera y hasta su promoción a través de RTVC.

Se subrayó en ese momento la oportunidad de coordinar el funcionamiento de estas Zonas Francas con el de la Zona Especial Canaria, ya que complementan una serie de incentivos fiscales, tributarios y arancelarios que pueden resultar muy útiles para promover el dinamismo económico y la atracción de inversiones.

El planteamiento de los diputados majoreros es que los posibles beneficios de las Zonas Francas no se limiten a las dos islas capitalinas, sino que, si hay interés local, también se puedan extender a todas las islas.

La puesta en marcha de la Zona Franca de Gran Canaria en 1998 y de la Zona Franca de Tenerife en 2006, se inspira en la figura de los antiguos Puertos Francos Canarios, creados para todas las islas a partir del Real Decreto de 1852, dotados ya con rango de Ley desde 1870 y ampliado su contenido con un nuevo Real Decreto en 1900.

Los diputados majoreros recuerdan que a lo largo del siglo XX los Puertos Francos Canarios fueron objeto de sucesivas actualizaciones, hasta que el proceso de adhesión de España a las Comunidades Europeas acabó conduciendo a la desaparición de los Puertos Francos. La posterior creación por tanto de las Zonas Francas de Gran Canaria y Tenerife vino en cierta forma a recuperar esta herramienta con tres siglos de historia en las Islas.

Su diseño está relacionado con el objetivo de potenciar actividades de comercio exterior, para lo que se ofrecen determinadas ventajas, entre ellas, que las empresas instaladas en las Zonas Francas Canarias puedan acogerse también a los beneficios que el REF ofrece, así como a la mayor flexibilidad para la entrada de mercancías de países terceros.

La Comisión Europea también ha otorgado a las Zonas Francas Canarias una serie de particularidades que no tienen la mayoría de estas áreas ubicadas en la UE.

En el caso de Fuerteventura, cabe destacar la próxima entrada en funcionamiento de la línea marítima entre Fuerteventura y Tarfaya, que supondrá un importante impulso del tráfico de mercancías entre Canarias y África. La Zona Franca se puede plantear también como un instrumento al servicio de la logística de las empresas con el fin de aumentar su rentabilidad y la eficacia de sus operaciones.



Share on Google Plus

About Sebastian Martin

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment