Fuerteventura.- Feaga 2014 acoge con 67 perros la mayor exhibición de bardinos que se recuerda








La Asociación para la Conservación del Perro Majorero organizó en el marco de la gran feria agrícola, ganadera y pesquera de Canarias, Feaga 2014, "la mayor concentración de ejemplares de la raza de perro majorero de la historia", proclamó el presidente del colectivo, Tito Martínez.


La Exposición Monográfica del Perro Majorero, que organiza esta sociedad en la feria contó de esta manera con 67 ejemplares, de los que 32 obtuvieron al término de la muestra la calificación de 'excelentes'.

El evento contó con la asistencia de una amplia representación de los miembros de la asociación -entre un total de 200-, numeroso público y en representación de la organización de la feria, con el presidente y la consejera del área del Cabildo, Mario Cabrera y Rita Díaz.
 
Tito Martínez ofreció una charla en que hizo un recorrido sobre la historia del bardino y el proceso que ha derivado en el reconocimiento de la raza, al tiempo que anunció novedades para la próxima edición de Feaga.

Según indicó, la de hoy fue la mayor muestra monográfica del perro majorero que ha existido desde que el año 1979 tuviera lugar en Gran Tarajal, en el municipio de Tuineje, la primera de este tipo de concentraciones.

Sobre este perro relató que tiene un origen prehispánico en Canarias, aunque desde principios del siglo XX su presencia se vio restringida casi únicamente a la isla de Fuerteventura, "llegando a encontrarse en algunos momentos al borde de la extinción, al descuidarse su cría y el control de la pureza genética de la raza". Esto ocurrió de manera especial a principios de los años 70, debido a factores como el cambio de modelo económico desde una sociedad rural a una economía turística, y al interés de la época por todo lo foráneo, en un territorio históricamente aislado como Fuerteventura.

"El rescate de la raza fue iniciado a partir de 1975 por impulso de la Asociación para la Sociedad Protectora del Bardino (SPB), valiéndose de unas instalaciones cedidas por el Cabildo de la época en Casillas del Ángel donde tutelar la cría de ejemplares".

Los impulsores del reconocimiento de la raza de manera oficial, afirma el presidente de la ACPM, "fueron Casto Berriel e Iker Rodríguez, al solicitarlo así a la Real Sociedad Canina de España en 1982", un proceso que culmina en 1994 con registro del Perro Majorero como raza canina autóctona.  

La ACPM ha recuperado esta línea de trabajo durante los últimos años, a pesar de encontrarse con dificultades derivadas de la merma de la población del perro majorero en la Isla, pues "muchos ejemplares son enviados a otras regiones por el interés que despierta su utilización en cruces, por ejemplo con pastor alemán para obtener mejores perros guardianes, o con mastín, pues el resultado es un perro apropiado para la caza de grandes animales".

El perro majorero de raza, conocido históricamente como perro 'bardino', se distingue de otras variantes por su cabeza de gran tamaño, su oreja plegada, el paladar negro, la característica anilla en la pata o una dentadura completa y de cierre en tijera, entre otros caracteres. Su pelaje puede ser oscuro o claro, pero siempre corto y con su característico abardinado (o atigrado). Se identifica al bardino con la sexta uña o uña aérea, siendo esta una característica común, pero no definitoria de la raza. De su comportamiento cabe decir que es un excelente perro guardián, bueno para  el trabajo con el ganado y no agresivo con el hombre.

Novedades en 2015

Tras siete años estando presente en la feria, desde el año 2008, bajo un criterio participativo y no competitivo en el que los propietarios de los perros majoreros se encuentren en igualdad bajo un modelo de exhibición, la ACPM anunció novedades de cara a la siguiente edición de Feaga. En 2015, anunció el colectivo, los objetivos serán organizar un concurso morfológico por primera vez a cargo de la sociedad, y como gran novedad, una prueba de pastoreo en que los mejores ejemplares puedan demostrar sus habilidades ancestrales.

ACPM

La Asociación para la  Conservación del Perro Majorero, constituida en 2007, cede gratuitamente cachorros de bardino a sus socios, con el único compromiso de que estos se preocupen de mantener la genética  de la raza. La asociación se encarga también de realizar el árbol genealógico del perro majorero, contando con el reconocimiento oficial para realizar esta tarea por parte del Gobierno de Canarias.

•        La Asociación para la Conservación del Perro Majorero viene trabajando en los últimos años para recuperar la raza del perro majorero o bardino en Fuerteventura. En la actualidad tiene 200 socios.

•        El bardino es una raza centenaria utilizada desde tiempos de los aborígenes para el pastoreo, y en la actualidad también como perro guardián. Se caracteriza por su nobleza y celo con sus amos.

•        La asociación asumido la responsabilidad de definir la raza y elaborar el árbol genealógico de la especie, lo que permitirá perpetuarla, dado que en los últimos tiempos los cruces descontrolados han puesto en peligro la pervivencia de los caracteres puros del bardino.

•        Para ello han elaborado un meticuloso Plan de Cría. Su programa de recuperación es novedoso porque se basa en reproducir ejemplares de raza pura que se ceden a los miembros de la asociación de forma gratuita, bajo el compromiso de no mezclar la raza. Tratan de este modo de luchar también contra la especulación económica que hacen algunos con la venta de perros.

FEAGA 2014


28 ediciones después, Feaga se presenta en 2014 con la perspectiva de importantes novedades para el sector primario majorero, gracias a la próxima puesta en servicio de nuevos equipos para la producción de agua desalada.

Al mismo tiempo, la difusión de la producción local es cada vez mayor y gana peso específico tanto dentro del mercado insular como en el exterior. Un apartado especial merece el esfuerzo por la diversificación productiva (en sectores como el lácteo, agricultura ecológica, frutales, olivicultura, etc.), así como los esfuerzos por asociar la actividad rural al turismo, con iniciativas muy interesantes que demuestran que son compatibles y aportan beneficios mutuos.

Son cambios sustanciales que, junto a las nuevas iniciativas de cooperativismo y formación en el sector primario, pueden aportar importantes perspectivas de futuro al sector.

Feaga 2014 debe servir también para coordinar esfuerzos en defensa de la reactivación del proceso de reforma del POSEI, que como saben generó un importante consenso en Fuerteventura entre ayuntamientos, colectivos ganaderos, agrícolas y Cabildo, pero que la Comisión Europea ha paralizado y vuelto a retomar desde el inicio.

Resulta preocupante para el sector, por otro lado, el desarrollo de la temporada de pesca del atún rojo de este año. Después de mucho trabajo, preparativos y gestiones, nuestros pescadores, que usan técnicas artesanales, se han encontrado con una distribución de cuotas que les perjudica frente a las grandes empresas de pesca industrializada de la Península. La unidad de todos es imprescindible para conseguir una cuota razonable.

En definitiva, esta cita con la Feria más importante del sector primario de Canarias debe ser también un lugar de reunión y debate para los profesionales en defensa de sus derechos.

.